La cultura de aprendizaje dentro de tu organización

Muchos líderes piensan que para lograr que sus organizaciones aprendan basta con articular de manera clara la visión de la empresa, dar incentivos a sus colaboradores y tener una buena oferta de capacitación. Esta idea no solamente es errónea, es una actitud que pone en riesgo el futuro de la competitividad de la organización. Para prosperar en una época en la que los cambios ocurren de manera vertiginosa,  la organización debe crear una cultura de aprendizaje dentro de ella, donde se recopila intencionalmente la información, se reflexiona sobre ella y se comparte los hallazgos para mejorar el desempeño dentro de sí misma. Como resultado, las organizaciones inteligentes son capaces de adaptarse rápidamente de cara a situaciones impredecibles.

 ¿Cuáles son las características de una organización inteligente?

Te presentamos las principales características de una organización con una cultura de aprendizaje desarrollada dentro de ella.

1. Proveen oportunidades de crecimiento constantemente.

Ya sea a través de proyectos especiales, apoyo a los colaboradores en su educación continua, alianzas estratégicas o iniciativas de otro estilo, la organización siempre está buscando la manera de enriquecer su base de conocimiento y la de su personal.

2. Existe un ambiente de confianza y apertura al diálogo

Los colaboradores necesitan sentir un ambiente de confianza para poder aprender adecuadamente. Deben ser capaces de expresar sus dudas y opiniones sin ser rechazados, y más aún, deben ser alentados a tomar riesgos y proponer nuevas ideas.

3. Responsabilizan a las personas sobre su propio conocimiento.

Dentro de estas organizaciones, el aprendizaje se convierte en una de las métricas de desempeño de su personal, y se convierte en responsabilidad del colaborador obtener el conocimiento necesario para llevar a cabo su función de la manera mas óptima. De igual manera, a los managers se les responsabiliza sobre el conocimiento y competitividad de sus subordinados.

4. Existe una infraestructura para el aprendizaje

En una organización inteligente, el aprendizaje está sistematizado y homogeneizado a través de ella, y existen recursos donde los colaboradores pueden compartir y consultar información a través de la organización de manera rápida y eficiente.

5. Utilizan el conocimiento para el logro de sus objetivos.

La organización está constantemente monitoreando el mercado, el desempeño interno, la competencia y las nuevas tendencias e innovaciones de su ramo. Los procesos para la generación, recolección, interpretación y difusión de la información se han puesto en marcha, y estos son monitoreados y analizados para determinar su eficacia, y tomando medidas para adaptarse al cambio de manera iterativa.

 

¿Cuáles son los obstáculos para tener una cultura de aprendizaje dentro de la organización?

Existen varias barreras para lograr una verdadera cultura de aprendizaje dentro de la organización. Las principales incluyen:

– Un apego al “Know-How” tradicional de la organización o resistencia al cambio

– Falta de claridad en los objetivos de aprendizaje

– Falta de incentivos a los colaboradores que los motive a seguir aprendiendo

– Falta de apoyo por parte de los mandos medios, que pueden convertirse en agentes tóxicos para el aprendizaje de la organización

– Falta de confianza en los colaboradores por parte de los líderes de brindarles capacitación y oportunidades de desarrollo, pues piensan que se irán de la organización con ese conocimiento

Todas estas barreras pueden llegar a paralizar a una organización, impidiendo que logre adaptarse a los cambios necesarios para sobrevivir en un entorno altamente competitivo. En The Mad Learning estamos aquí para apoyar a las organizaciones a lograr implementar esa cultura de aprendizaje a través de la tecnología.